Google ha sido demandado en 37 de los 50 estados de la potencia mundial, EE.UU, entre los principales estados se encuentran Arizona, California, Colorado y Washington, según la demanda se trataría de prácticas monopólicas por parte de Google al pedir altas comisiones por distribuir aplicaciones dentro de su apartado de Google Play.

Uno de los principales puntos de la demanda es que Google impone muchas limitaciones a otras app stores, que por defecto viene instaladas en los teléfonos Android. Cabe resaltar que se puede descargar estas apps, sin embargo no es posible descargarlas desde Google Play. Por otro lado, tampoco se puede comprar publicidad en el buscador de Google ni en Youtube.

Además de estas limitaciones, la demanda señala que Google cobra un alto porcentaje de comisiones a todos los desarrolladores que ponen sus apps en Google Play. Google obtiene un 30% de comisión por compras dentro de las apps que se encuentran en Google Play, cabe resaltar que es el mismo porcentaje que cobra Apple en la App Store.

Te interesará  Alerta: Estas apps de Android están robando tu información personal de Facebook

En un post de su blog, Google rechazó las acusaciones y señaló que estas podrían contribuir a que los costos suban para los pequeños desarrolladores, además de hacer “más inseguras” las apps que circulan en el ecosistema de Android:

“Es extraño que un grupo de fiscales generales decidieran presentar una demanda, atacando un sistema que provee de mayor apertura y libertad de elección que otros. Esta queja se asemeja a otra demanda sin méritos presentada por la gran desarrolladora Epic Games, que se ha beneficiado de la apertura de Android para distribuir su app de Fortnite fuera de Google Play”.