Debido a la pandemia, el trabajo remoto se ha convertido en un factor importante para evitar el distanciamiento social, sin embargo, abrió nuevas posibilidades para los ataques cibernéticos según el informe realizado por la Junta de Estabilidad Financiera(FSB), organismo encargado de supervisar el buen funcionamiento del sistema financiero impulsando políticas de supervisión y regulación.

Microsoft anunció un acuerdo para adquirir RiskIQ, una startup encargada de la ciberseguridad, a través de un software reduce las amenazas y gestiona las vulnerabilidades de ataques, así como un servicio (SaaS).

“El trabajo híbrido ha acelerado la transformación digital y los clientes enfrentan el desafío de la creciente sofisticación y frecuencia de los ciberataques”, dijo la tecnológica en un comunicado en el que agregó que esta adquisición le permitirá “ayudar a los clientes a construir una visión más completa de las amenazas a sus negocios, comprender los activos vulnerables frente a internet y construir una inteligencia de amenazas de clase mundial”.

Según la compañía de asesoría financiera, Bloomberg, afirma que Microsoft pagará mas de 500 millones de dólares para adquirir RiskIQ.

Te interesará  "Cáliz venenoso", así calificó Bill Gates la posible compra de TikTok

RiskIQ, con sede en San Francisco, California, cuenta con más de una década de experiencia escaneando y analizando la web para ayudar a las empresas a identificar y remediar los activos vulnerables antes de que un atacante pueda capitalizarlos. Hasta ahora, la startup ha recaudado un total de 83 millones de dólares en rondas de financiación.

Microsoft adelantó que agregará las soluciones Attack Surface y Threat Intelligence de RiskIQ a su cartera de seguridad. “Nuestras capacidades combinadas permitirán la mejor protección, investigaciones y respuesta en su tipo contra las amenazas actuales”, dijo por su parte RiskIQ.