Sin duda, los vehículos eléctricos siempre contaminarán menos que los de combustible normal. Sin embargo, durante mucho tiempo se pensó que si el origen de la energía utilizada procedía del carbón, el vehículo eléctrico tendría el mismo nivel de contaminación que el de combustible. Debido a esto el grupo Internacional Council on Clean Transportation realizó un estudio que desmiente estos alegatos.

Georg Bieker, investigador del ICCT, expresó que “Tenemos mucho trabajo de lobby de la industria automotriz diciendo que los vehículos eléctricos no son mucho mejores si se tiene en cuenta la producción de electricidad y la producción de baterías. Queríamos investigar esto y ver si estos argumentos son ciertos”

Los estudios fueron realizados en lugares muy contaminados como la India y China, además, EEUU y Europa, donde se analizó las emisiones de los vehículos eléctricos. Cabe resaltar que estos países representan el 70% de la venta de vehículos nuevos en el mundo.

Conclusiones del estudio sobre vehículos eléctricos

Los resultados según el estudio del ICCT fueron los siguientes:

  • Las emisiones de por vida para un EV (por sus siglas en inglés) en Europa son entre un 66 y un 69% más bajas en comparación con las de un vehículo que consume mucho gas.
  • En los Estados Unidos, un auto eléctrico produce entre un 60 y un 68% menos de emisiones.
  • Mientras, en China, que utiliza más carbón, un vehículo eléctrico resulta entre un 37 y un 45% de emisiones.
  • En la India, es entre 19 y 34% más bajo.
Te interesará  Nintendo y TAG Heuer desarrollan smartwatch de Super Mario Bros

El ICCT se enfoca en vehículos eléctricos matriculados en 2021: estos trabajarán durante 18 años, aproximadamente.

“Los vehículos con motor de combustión de ningún tipo son capaces de ofrecer las reducciones de gases de efecto invernadero que necesitamos para vivir con el cambio climático. Ese es un hallazgo global, por lo tanto, necesitamos eliminar gradualmente los automóviles con motor de combustión a nivel mundial”.

Según The Verge, afirma que fabricación de un vehículo eléctrico usa más carbono que uno tradicional, sin embargo, el reciclaje de baterías de vehículos eléctricos reduce esa cantidad de carbono excedente.

No obstante, los beneficios del EV son radicales directamente desde su uso. “Es entonces cuando el coche pasa el umbral. Allí, las emisiones que ahorra al funcionar con electricidad más limpia lo convierten en una mejor opción para el clima que un coche tradicional”, expresó The Verge.