Huawei, el gigante tecnológico, que recientemente ratificaba su éxito en ventas de smartphones; tendría que prescindir la producción de sus chips el próximo setiembre debido al veto de los Estados Unidos, así lo ha confirmado Richard Yu, CEO de la firma.

Richar Yu manifestó que “Desafortunadamente, en la segunda ronda de sanciones estadounidenses, nuestros productores de chips solo aceptaron pedidos hasta el 15 de mayo. La producción se cerrará el 15 de septiembre”, Asimismo, señaló: “Este año puede ser la última generación de chips de gama alta Kirin de Huawei”.

Ante la imposibilidad del fabricante taiwanés TSMC para aceptar nuevos pedidos de Huawei, a instancias de EEUU, era de esperarse que llegue a su fin. Debido a esta coyuntura, el propio Yu asegura que “el Huawei Mate 40, el próximo gran buque insignia de la marca, podría ser el último terminal de incorporar uno de los procesadores de gama alta de la firma”. Por otro lado, Huawei recurrirá a fabricantes locales como SMIC para conseguir procesadores, sin embargo, estos están por debajo de los estándares actuales de la industria.

Te interesará  OnePlus: el teléfono que cambia de color según tu respiración.

Qualcomm incrementa la presión a la administración de Trump.

De acuerdo con el Wall Street Journal, la firma de chipsets Snapdragon presiona a la administración de Donald Trump para que les permita ofrecer su catálogo a Huawei, debido a que el veto establecido impide el comercio entre ambas compañías  La chipera de San Diego afirma que, si no puede proveer componentes para los smartphones 5G de la marca, sus competidores fuera de Estados Unidos se beneficiaran.

Qualcomm perdería ingresos de hasta 8 mil millones de dólares al año, por ello, afirmó que “Si Qualcomm está sujeto a licencias de exportación, pero sus competidores extranjeros no lo están, la política del Gobierno de Estados Unidos provocará un cambio rápido en la participación de mercado de chipsets 5G en China y más allá”.

Entre los principales clientes de Qualcomm se encuentra un gran número de los fabricantes de smartphones Android, que integran uno o varios de los componentes de Huawei.  Además, Apple empezará a utilizar los módems de conectividad 5G este año proporcionado por su vecino California.