El Gobierno de Alemania propuso a la Unión Europea obligar a los fabricantes de smartphones a proporcionar parches de seguridad y piezas de repuesto durante siete años, en un intento de mejorar la sostenibilidad.

La Comisión Europea entablo negociaciones con el gobierno federal alemán ha para asi poder modificar las propuestas que afectan a la reparación y el mantenimiento de smartphones y tablets.

Alemania desea que sean siete años ya que la Comisión Europea trabaja para obligar a los proveedores de dispositivos a ofrecer piezas y asistencia técnica durante cinco años.

La UE plantea que las tablets ofrezcan piezas durante seis años, según Heise, el Ministerio Federal de Economía quiere que los periodos se extiendan a siete años, y por otro lado los smartphones tengan cinco años de actualizaciones y piezas.

Alemania desea que los fabricantes oferten las piezas de cambio a «un precio accesible», además de la vida útil adicional. Esto incluía exigir a los vendedores que publiquen los precios de las piezas de recambio y que estos no aumenten durante el tiempo.

Te interesará  Adidas lanzará audífonos con batería ilimitada

La Comisión cuenta que el tiempo en tardar esas piezas en llegar a su destino sea  límite máximo de 5 días laborables, aunque de nuevo Alemania quiere entregas más rápidas.

La comisión tiene el apoyo de Alemania en introducir una etiqueta energética y un índice de reparabilidad, esto para mostrar la facilidad de reparación de los aparatos a los consumidores.

image 2

Por un lado, tenemos a Alemania que quiere que la Comisión sea más dura, y por otro los fabricantes quieren lo contrario. DigitalEurope, que alberga a fabricantes como Apple, Samsung y Google, solicita que sean tres años de actualizaciones de seguridad y dos años de actualizaciones funcionales.

DigitalEurope plantea que deberían ofrecerse piezas como las baterías y las pantallas, ya que otros componentes como los micrófonos y las cámaras raramente fallarán.

Este debate será longevo y durante bastante tiempo, yse espera que la Unión Europea  presente su propuesta en 2023.

Por otro lado, en México, en abril de 2021, se aprobó una norma nacional de protección del consumidor, que obliga a las empresas a vender productos con una garantía de tres años, así como a aumentar la disponibilidad de piezas de repuesto de cinco a diez años.