Las empresas tecnológicas chinas están deteniendo sus operaciones en Rusia a pesar de los llamamientos de Beijing para que las empresas resistan la presión de las sanciones de Estados Unidos y los proveedores. 

The Wall Street Journal reveló que varias empresas estaban reduciendo los envíos a Rusia y que las empresas tecnológicas chinas dominan el mercado de muchos productos, pero no hizo declaraciones públicas. 

Estos incluyen al gigante de las PC Lenovo y al fabricante de teléfonos inteligentes y dispositivos Xiaomi

A diferencia de muchas empresas occidentales, estas empresas han evitado hacer declaraciones públicas sobre la guerra de Rusia en Ucrania o sus operaciones en Ucrania debido a la oposición de Pekín a las sanciones occidentales. 

En un movimiento inusual, el gigante de los drones de consumo DJI anunció el mes pasado que suspendería las operaciones en Rusia y Ucrania en espera de una revisión de cumplimiento. 

Las exportaciones de productos tecnológicos de China a Rusia cayeron drásticamente en marzo desde febrero, con una caída de más del 40 por ciento en los envíos de computadoras portátiles, casi dos tercios de los teléfonos inteligentes y un 98 por ciento de las estaciones base de telefonía celular. Telecom, según los últimos datos comerciales del gobierno chino. 

Te interesará  Así podrás descargar vídeos, fotos e historias de Instagram a tu Android

Después de que Rusia invadiera Ucrania a fines de febrero, Estados Unidos y sus aliados impusieron una serie de sanciones financieras y controles de exportación a Rusia. Estados Unidos ha amenazado con castigar a las empresas chinas que infrinjan las reglas. 

Las principales empresas de chips de EE. UU. que abastecen a las empresas chinas están presionando a sus clientes para que cumplan y se aseguren de que sus semiconductores no terminen como productos de terceros destinados a Rusia. 

El Ministerio de Comercio de China reconoció el mes pasado que las sanciones habían interrumpido el comercio de China con Rusia, pero instó a las empresas a «no sucumbir a la coerción externa ni hacer declaraciones externas inapropiadas». 

China ha ampliado una gama de medidas para hacer frente a las sanciones extranjeras, incluidas las normas que podrían obligar a las empresas chinas a incumplir las sanciones extranjeras que considere irrazonables, aunque hasta el momento Pekín no ha emitido ninguna orden de incumplimiento. 

Te interesará  Amazon rescata a Wall Street y registra fuertes ganancias en el cuarto trimestre

Etiquetado en:

Acerca del Autor

Roberto Dávila

Redactor de contenidos en Bytelat y Marketeros LATAM

Ver Artículos