En Web 3.0 o Web3, la experiencia del usuario, la personalización y el control comercial y de clientes de los datos personales se vuelven más relevantes. 

 Es este concepto el que ha ganado popularidad en 2020, y se basa en una unidad de intercambio digital de tokens, la tecnología blockchain. Se trata de crear una red que permita utilizar las criptomonedas y los humanos estarán más cerca de las máquinas. 

Según Ja-Naé Duane, “La Web 3.0 en muchos sentidos representa la democratización del internet. Una versión de internet que defiende los estándares abiertos” 

Web 3.0, adelantando la evolución 

En esta nueva web, países y empresas deberán cambiar su forma de pensar, porque los acuerdos abiertos darán la posibilidad de abrir proyectos, pero también requerirán diferentes formas de actuación para crear nuevas oportunidades y traer crecimiento al negocio. 

 De igual forma, incorporar inteligencia artificial facilitará el aprendizaje automático de las personas, ya que se puede acceder al contenido de diferentes formas (Hello Metaverse). 

Te interesará  ¿Qué es el Nuevo Club Totalplay?

Ahora que entendemos el esfuerzo multimillonario para liderar esta industria, el acceso ilimitado a la información ha creado oportunidades para interactuar con otros recursos, sí, recursos digitales. 

Boom de las criptomonedas 

Bitcoin todavía está en la etapa de despegue, con más de $ 60,000 por unidad; por otro lado, otras criptomonedas están luchando por aparecer en el mercado. Ahora, países como El Salvador están apostando por sus recursos para competir, aunque esto presenta riesgos. 

Pero la democratización no se detiene ahí. Se trata de eliminar intermediarios. Hemos visto cómo las discográficas encuentran los clavos perdidos en el ataúd de Ethereum. 

La maximización final del uso de criptomonedas y NFT ejercerá presión sobre los gobiernos y las entidades reguladoras no solo para que acepten su uso, sino también para alentar su uso. 

Un sitio web más democrático 

El camino hacia esta nueva era de la informática y la tecnología es prometedor, pero también es un modelo que requiere tokens o activos digitales para participar; algunas cosas, a la larga, pueden aislar más el desarrollo de Internet, porque en partes de América Latina América, Asia y África, es casi imposible poseer activos digitales, o incluso difícil acceder a Internet, por lo que si la Web 3.0 busca eliminar obstáculos, entonces su progreso puede no ser tan revolucionario. 
 

Te interesará  Netflix pierde suscriptores por primera vez y el problema va más allá de las contraseñas compartidas

Etiquetado en:

Acerca del Autor

Roberto Dávila

Redactor de contenidos en Bytelat y Marketeros LATAM

Ver Artículos