El ingeniero eléctrico Sid Assawaworrarit y sus colegas han creado un panel solar que puede generar pequeñas cantidades de electricidad utilizando la pequeña diferencia de temperatura entre el aire ambiente y la superficie del panel. 

«Durante el día, la luz del sol incide sobre las células solares, pero por la noche es todo lo contrario”, dijo Assawaworrarit. [Los paneles solares] emiten luz, y la usamos para generar electricidad por la noche. Los fotones que ingresan al cielo nocturno enfrían las células solares. » 

Los paneles solares funcionan porque son más fríos que el sol, por lo que pueden absorber la luz solar y convertirla en energía. 

En una noche despejada, cuando no hay nubes que reflejen la luz infrarroja hacia la Tierra, la superficie del panel solar estará unos grados más baja que el aire circundante. Por lo tanto, los paneles más cálidos pueden apuntar hacia el cielo, irradiando energía hacia el exterior en forma de luz infrarroja y generando electricidad. Es esencialmente un motor térmico. 

Te interesará  Airbnb tiene el mayor rediseño de su plataforma en más de una década: esto es lo nuevo 

Assawaworrarit y sus colegas aprovecharon esta diferencia de temperatura gracias a un generador termoeléctrico que captura parte del calor que fluye del aire más cálido a los paneles solares más fríos y lo convierte en electricidad. 

En una noche despejada, el dispositivo genera unos 50 milivatios por metro cuadrado de paneles solares (50 mW/m2). 

Con algunos refinamientos y una buena ubicación, dicho dispositivo puede producir el doble de energía. Según Assawaworrarit, el límite teórico podría ser de 1 o 2 vatios por metro cuadrado. 

No es un gran número, pero hay muchas aplicaciones que pueden ser útiles por la noche. 

¿Cuál es el uso del panel solar en la noche? 

Por ejemplo, una gran parte de la población mundial no tiene acceso a la red. Las personas que viven en esta situación «pueden depender de la energía solar durante el día, pero por la noche no pueden hacer nada al respecto», dijo. 

A diferencia de las baterías, que se degradan significativamente después de unos pocos miles de ciclos de carga, los generadores termoeléctricos utilizados en estos paneles solares son de estado sólido, «por lo que su vida útil es casi eterna», dijo Assawaworrarit. 

Te interesará  Los ciberataques crecen un 150%: protege tus contraseñas con estos 3 métodos

Otro gran uso de la tecnología es alimentar vastas redes de sensores ambientales que los investigadores usan para monitorear todo, desde las condiciones climáticas hasta las especies invasoras en rincones remotos del planeta. Del mismo modo, los paneles solares que generan una pequeña cantidad de electricidad por la noche pueden reducir la necesidad de baterías y los costos asociados de mantenimiento y reemplazo. 

«Si se puede llegar a un vatio por metro cuadrado, sería muy atractivo desde el punto de vista del coste», afirma Assawaworrarit. 

Etiquetado en:

Acerca del Autor

Roberto Dávila

Redactor de contenidos en Bytelat y Marketeros LATAM

Ver Artículos