En el caso de los restaurantes, la pandemia del coronavirus ha revolucionado los hábitos de gasto de los consumidores, provocando un inesperado auge del reparto a domicilio, desencadenando el fenómeno de la digitalización y las dark kitchens. 

Las cocinas oscuras son pequeños espacios funcionales dedicados a cumplir con los pedidos, y dado que algunas de ellas están automatizadas, no requieren luces, de ahí el nombre del concepto. 

En este modelo de negocio, es importante identificar tres ejes: el nivel de servicio que desea brindar, la red de distribución y las capacidades de surtido que la empresa analítica necesita entregar, y la dimensión del costo logístico. 

En México, este fenómeno, que incluye dark kitchens y tiendas oscuras, se basa en operaciones de abastecimiento de 2000 a 3000 metros cuadrados dentro de la ciudad. 

dark kitchens digitalizacion.

Asimismo, se espera que esta tendencia siga creciendo en el futuro si tenemos en cuenta que solo tres de cada diez pymes tienen implementada una estrategia digital en la actualidad. 

Solo durante 2020, las ventas minoristas electrónicas en América Latina crecieron un 19,4%, 18,1 en América del Norte, 16,9 en Europa y 16,5 a nivel mundial. 

Incluso negocios como dark kitchens y tiendas oscuras ya tienen unicornios, y la startup alemana Gorillas ha alcanzado un valor de más de mil millones de dólares en solo 10 meses. 

Mundo digital 

Además de las cocinas oscuras, otro modelo que empieza a dominar la industria de los restaurantes es el digital. 

Roberto Cebrián y David Villarreal, que han trabajado en restaurantes del país, reconocen que muchos establecimientos no están preparados para cambiar rápidamente su forma de operar o integrarlos en dark kitchens. 

Entonces, para revertir esa tendencia, crearon Parrot en Monterey y lanzaron ParrotConnect, un software de punto de venta para restaurantes que les permite digitalizar y aprovechar el auge de la entrega a domicilio

La empresa está trabajando con más de 60 productos y cuenta con más de 500 restaurantes en Monterrey, Ciudad de México y Riviera Maya. 

Asimismo, la empresa recibió $9,5 millones para continuar con el desarrollo de su producto y consolidar su presencia en el país. En este sentido, Parrot se une a jugadores de la industria como Zak, Sunday o MarginEdge.